16/5/09

Cuando La Vida Te Da Limones, No Los Arrojes A Una Casa

Eso dijo, y después no hubo forma de comprender lo que seguía. Llévame a ese lugar donde nada malo pasa, sé que no soy real, que sólo estoy hecho de metal reciclado y un par de hojas no tan verdes de algún lugar no tan lindo. Pero no me importa, quiero estar en donde nunca he estado.
Tómalo, dijo ella, pero no intentes pensar que eres capaz de hacer algo que no puedes, es sólo un limón. Así que sigue un camino lleno de decepciones, de contradicciones y errores, porque de esta forma sabrás quien eres y dejarás tu pasado metálico ambiental entre las olas de aquel azul mar que no sonríe, sólo observa.
¿Estás segura? dije, pero no fuí suficientemente rápido, ella se había ido y no sé si volvería, tendré que esperar a la siguiente semana para poder conseguir mi respuesta, antes no, porque he aprendido a ser paciente, por lo menos hasta que mis hojas se marchiten y mi corazón de metal se oxide.

1 comentario:

  1. no ntiendo sto.....
    jaja q dsperdicio d comment....
    no m importa....tnia q dcirlo!!

    ResponderEliminar

Hablame de mi!